REVISTA TRANSCAMION - 18/09/2017
La campaña

"Cuidemos al Chófer".



El sector se haya con una crisis de conductores seria. Camiones parados en las flotas por falta de conductores o la suplencia forzada de los mismos por parte de empresas colaboradoras ya se ha dado en la temporada pasada. Y va a ir a peor. La mejora de la economía, la construcción, aquí y en otros países está trayendo una escasez de conductores que ya se pronosticaba en los EE.UU. La revista Transcamión presenta la Campaña "Cuidemos al Chófer". En medio de una crisis por falta de conductores, que solo parece que se va a poder agravar, es necesario rediseñar la vida del conductor. La revista Transcamión con otras entidades del mundo del transporte lanzan la campaña Cuidemos al Conductor, Cuidemos al Chófer. Esta es la iniciativa y sus objetivos.
 
La vida de un conductor de camión de largo recorrido no puede ser una carrera de obstáculos desde que sale desde su base.
 
No puede ser una carrera contra el tiempo, el tacógrafo, las normas que hay que cumplir, el cuidado del camión, de la carga, la atención permanente a la carretera y el tráfico, la carga y descarga, la limpieza del mismo, el papeleo, el GPS, la ruta. En suma, el conjunto de situaciones que se dan en la actualidad y que hacen de la conducción de un camión una tarea de una tensión que va en incremento.
 
Además, hay que mejorar las condiciones y la experiencia del viaje para el conductor. Han pasado los años en que conducir un camión por Europa era un plus, porque el que lo conducía además de trabajar, viajaba y conocía ambientes, paisajes y sociedades diferentes. Ahora no es así.
 
Ahora, ni los ambientes, ni los paisajes ni las sociedades son tan diferentes, y la experiencia de viajar es algo tan cotidiano que resta en favor de la profesión de conductor.
 
Además de haberse suprimido gran parte de ese incentivo de aventura, han venido otras desventajas nuevas. La llegada de muchos conductores extranjeros, hace que el clima y la convivencia en la carretera sean más complicados. Ya no se tienen tantas ocasiones de confraternizar y de entenderse con compañeros y conocidos en las mismas rutas.
 
Las exigencias de los tiempos de conducción también tensionan a los conductores mucho más que a las empresas que tienen que organizar sus viajes.
 
Unas normas hechas para beneficiar a los conductores y evitar el abuso en la conducción conllevan no pocas veces una tensión añadida en el conductor por llegar, parar y volver a conducir.
 
El interés por lograr que los conductores no conduzcan continuamente y descansen las horas adecuadas también incide en una normativa rígida y en la falta de espacios convenientes en ese descanso.
 
El reglamento del tacógrafo, el 561, en todos estos años no ha ido mucho más allá para definir que exactamente descansar o dormir no es hacerlo en tensión por la vigilancia de la carga. Hoy en dia puede esperar de todo, desde el robo a los polizones a una cama en una cabina con ruido exterior donde a la mayoría de las personas les resultaría imposible conciliar el sueño.
 
Pero es que al ruido se une la tensión del mismo conductor por encontrar un sitio en donde no se moleste a los demás, expatriando a los conductores de unos entornos de convivencia naturales.
 
Los conductores, además, debido a la carencia de espacios donde dejar la mercancía, se ven atados a ella y a tenerla que vigilar de continuo. Robos, la introducción de mercancías ilegales o de polizones, son preocupaciones normales de los mismos. Cuando no el robo del mismo gasoil.
 
Esta campaña generada por la revista Transcamión, pretende ir consiguiendo un listado de iniciativas sencillas con el menor coste de implementarlas, para que la profesión del conductor vuelva a ser atractiva.
 
Iniciativas como que todas las instalaciones para parar y descargar por donde pasen un mínimo de diez camiones de gran tonelaje al día, tendrán que tener unos aseos para conductores, incluido unas duchas dignas y limpias.

Medidas como que todas las áreas de servicio y gasolineras que cuenten con espacio para aparcar trailers tendrán que contar con cámaras de vigilancia adecuadamente conectadas a sistemas de grabación, además de que su perímetro, en la mayor parte, esté rodeado de una verja sólida de más de tres metros de altura. Para ello, ayuntamientos y comunidades autónomas tendrán que establecer un pequeño plan de áreas de servicio adecuadas censando las actuales y sus posibilidades y ayudándolas en lo que sea preciso para, mediante expropiaciones o pequeñas intervenciones, ampliar el espacio de aparcamiento para que los trailers y los camiones se puedan aparcar con la mayor comodidad posible. También hay que promover duchas en las grandes áreas de servicio, además de baños adecuados para los conductores, incentivando un tratamiento que no los discrimine ni los aísle.
 
Se deberá instruir en los hábitos saludables entre los conductores de camiones como su alimentación, ocio y descanso mientras conducen, promoviendo en las instalaciones viarias de servicio que cuenten con suficiente espacio e instalaciones de calidad, la instalación subvencionada de pequeños gimnasios para la realización de un ejercicio alternativo a las largas horas de conducción.
 
Todas estas medidas, más las que podamos ir recogiendo de los lectores y de otras instancias privadas u oficiales, deben de conducir a mejorar radicalmente la experiencia y la profesión de ser conductor de camión en un corto espacio de tiempo.

Hay que recobrar así mismo al conductor de camión en aquel papel de vigilante de la carretera que tuvo antaño y debe de reconciliarse con la de los agentes de la autoridad en carretera, que persiguiendo con justicia y en pro de los mismos conductores aquellas conductas abusivas, les coloquen en un pie de colaboración con los agentes de la carretera.
 
Asociaciones, Ministerio de Fomento, colaboradores y "stakeholders" del sector (incluidos fabricantes de camiones) deberían elaborar unos simples documentos de mejora de las condiciones de conducción y de la profesión de conductor.
 
Con todas estas acciones, los conductores actuales deberían sentirse más respaldados, además de ver de inmediato pequeñas mejoras en su trabajo diario.
 
Áreas de servicio más cuidadas, vigilancia y seguridad en las mismas y la adhesión de restaurantes y hoteles de carretera a esta campaña u otras similares que se puedan proponer y que los distingan como lugares de especial atención a los conductores.

El estudio para que todas las instituciones o empresas que estén cercanas a la carretera puedan ayudar en esta tareas, como áreas de aparcamiento en zonas de polígonos industriales, áreas logísticas o incluso grandes concesionarios de camiones que quieran colaborar con la iniciativa, potenciando sus instalaciones como lugares de descanso, estancia y acogida para los conductores de camiones, además de para el servicio de los mismos y la vigilancia de la carga.
 
Entre todos tenemos que cuidar al chófer o al conductor para hacer de él una persona respetada en la carretera y respetable en la sociedad en la que vive, y por tanto hacer mucho más atractiva esta profesión.

Comparte esta página en Facebook

 

DÉJENOS SU OPINIÓN O COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTICIA, SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS SI NO LA OPINION ES ANONIMA Y NO PODEMOS CONTESTARLE. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA.

SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

Mensaje


LAS MAS LEIDAS DE LA HEMEROTECA.











PremiumREVISTA TRANSCAMION - 16/10/2017 
El camión eléctrico de Toyota ya rueda por California.





PremiumREVISTA TRANSCAMION - 10/10/2017
Los falsos mitos de la gestión de flotas.

PremiumREVISTA TRANSCAMION - 10/10/2017
300 nuevos semirremolques de Lecitrailer para Luís Simões





Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/Algabeño 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 / Email:suscripciones@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./