REVISTA TRANSCAMION - 08/01/2018 
La jugada de los peajes.
 
Por qué el Gobierno quiere que las autopistas de peaje las tenga Florentino.

Las euroviñetas que vienen.

La estrategia del Gobierno es clara, que las autopistas de peaje que quieren vender los catalanes de Abertis, no se vayan a manos de los Benetton en Italia. La compañía Atlantia italiana está pujando extraordinariamente para hacerse con la compañía más grande de autopistas en España que se llama Abertis. Para que se hagan una idea, Abertis y sus filiales tienen el 60% de las autopistas en España con algunas tan emblemáticas como la AP-7, la autopista del Mediterráneo que va desde Alicante a la Junquera, o la AP-6 de la Coruña. La lucha es a muerte y han pedido, al que hasta hace poco mantenían litigios con él, Florentino Pérez y su compañía ACS, que remueva Roma con Santiago y haga una contraoferta millonaria por las autopistas de peaje de Abertis. 

¿Por qué tal grado de lucha por una empresa de concesiones de autopistas? Muchas de ellas están a punto de concluir y por tanto, como la misma AP-7, su valor contable debería de ser cero.

Florentino Pérez con su ACS que no tiene suficiente dinero, ha tenido que recurrir a endeudar hasta el límite a su filial Hochtief, la filial alemana de ACS, y el Gobierno le ha tenido que dar un permiso especial para que Hochtief pueda plantear su contra OPA sobre Abertis.

Para demorar el asunto y darle tiempo a Florentino para que haga todas estas maniobras y consiga financiación, el Gobierno ha recurrido a ralentizar el asunto tanto por la vía de la Comisión Nacional del Mercado de Valores como por la vía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para obligar a Atlantia a que pida permiso antes de poder comprar Abertis.

¿Por qué este súbito enamoramiento con el hombre más poderoso de España de un Gobierno que no se llevaba especialmente bien? Florentino Pérez  controla todos los hilos del poder porque por sus manos ha pasado el 60% de la contratación pública española. 

Por qué este súbito enamoramiento cuando Florentino ha reclamado que se le pagase la millonaria indemnización de más de mil millones por el almacenamiento de gas del Castor frente a Castellón. O, por ejemplo, pide 400 millones al Estado por obstaculizar en la explotación de la línea de alta velocidad entre Barcelona y Perpignan, el famoso TP Ferro.

Pues la cuestión está clarísima, las carreteras navegan con rumbo cierto a verse sometidas a unos peajes por uso de infraestructuras, esto parece tan inevitable que si no ha salido adelante es simple y llanamente porque el Gobierno es débil y está en minoría. Pero es un asunto en que incluso el PSOE está de acuerdo y por eso no se está oponiendo a la maniobra de obstaculizar a los italianos y favorecer a Florentino. 

Este sometimiento a una "euroviñeta" qué significa y qué significa el pago por uso. Pues significa que el movimiento por las autovías tendrá que ser en todas de pago. Con los nuevos sistemas de satélites, va a ser sencillísimo que con el mismo aparato que tenemos ya muchos en el coche para el telepeaje se pague una cantidad pequeña al principio pero significativa por utilizar cualquier autovía.

Esto se ha aprobado por la Comunidad Europea y por ejemplo, el País Vasco lo ha puesto en marcha en una de las vías más emblemática que es la Nacional 1 que sale por Irún. La estrategia está en marcha y las justificaciones serán varías.

Con las redes de alta velocidad, que se van a ir completando, el Gobierno va a conseguir que los viajeros que viajan entre ciudades españolas lo hagan mayoritariamente en tren y que por tanto a la hora de imponer un nuevo peaje, esto se hará sobre aquellos que lo hacen por ocio y no por necesidad, ya que afectará a las autovías que conectan comunidades autónomas y no a las carreteras comarcales, y además, las nuevas generaciones van a irse apartando de la propiedad del coche como un bien y van a pasar a utilizarlo como un servicio que además incluirá estos peajes.

Se hará poco a poco más políticamente vendible, el que aquellos que van con su automóvil particular, muchas veces solo uno por turismo, paguen al principio una pequeña cantidad, seguramente se venderá a cambio de que no suba mucho más la gasolina y el gasoil, al menos en sus impuestos. 

Esa es la proyección a cinco años vista y así se comprende el interés de las compañías en las concesiones de autopistas.

Como revelan las polémicas que hay en Galicia, incluso con Feijóo, para rescatar una autopista gallega o para rescatar y anular el peaje en la Sevilla-Cádiz, el Gobierno se resiste porque no piensa que esas autopistas concluyan sus concesiones como está previsto.

Podrán bajarse los peajes, podrán bonificarse para los vehículos industriales, pero a cambio, las autovías paralelas a ellas también tendrán un peaje que poco a poco las irá haciendo equivalentes en su coste
. Teniendo en cuenta también el coste de congestión, es decir, que para ir por la N-1 hasta Guadalajara costará lo justo teniendo en cuenta que está mucho más congestionada que la R-2.

De esa forma, el Gobierno
mediante el pago por uso y la tasa de infraestructura o euroviñeta, podrá regular finamente como con el dial de la radio qué tráfico va por unas autopistas y qué tráfico va por las autovías.

Además, el Gobierno se liberará de la incomoda cuestión política de los accidentes que se causan al ir por las Nacionales o las Autovías mientras que las Autopistas están vacías.

Incluso se pondrá a vender, porque es verdad, que se hará una reasignación de los recursos del Estados mucho más proporcional y equitativa.

Así las cosas, las autopistas, salvo que haya un pacto y un toma y daca con el Gobierno italiano a cambio de que nos dejen entrar en las suyas o algo parecido, como en su día nos impidieron, o a que participemos al 50% aquí y allá, las autopistas se quedarán en España y nada mejor que ser defendidas por el caballero blanco que siempre sale en defensa de la Administración, Florentino Pérez.

Claro que Florentino que siempre se aviene a cualquier negocio, también se avendrá a llevarse lo equivalente a una comisión por el enorme esfuerzo de endeudarse y de dar la cara una vez más, sobre todo dar la cara por los políticos que no se atreven a nacionalizar las autopistas, revertirlas al Estado y ahora que es tan fácil someter a estas y a las autovías a un pago por uso tan sencillo como llevar el chip del telepeaje en el coche.


Comparte esta página en Facebook

 

DÉJENOS SU OPINIÓN O COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTICIA, SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS SI NO LA OPINION ES ANONIMA Y NO PODEMOS CONTESTARLE. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA.

SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

Mensaje


LAS MAS LEIDAS DE LA HEMEROTECA.












REVISTA TRANSCAMION - 09/02/2018
DAF consigue excelentes resultados en 2017.

PremiumREVISTA TRANSCAMION - 05/02/2018
Matriculaciones de semirremolques de enero.

PremiumREVISTA TRANSCAMION - 25/01/2018
Transportes Miguel Parrilla, S.L. nombra apoderado.



Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/Algabeño 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 / Email:suscripciones@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./