REVISTA TRANSCAMION - 19/11/2021
La secreta maniobra del discreto Carmelo.

 Tras el paro patronal hay un pulso al Gobierno para modificar la LOTT.

"Ya es anómalo que el ministerio publique costes por encuestas", alegan los cargadores.

Ha arrastrado eficazmente a las asociaciones de pequeños e
mpresarios, Fenadismer y Fetransa.

Carmelo González el presidente virtual de la CETM, y presidente del Comité Nacional de Transporte por Carretera, CNTC tiene en marcha una secreta maniobra para salvar a sus empresas, que alarma a la CEOE, Aecoc, Gobierno y Ministerio.


Carmelo González sabe de sobra que el problema de las empresas de transporte no es ni la carga y descarga, ni las áreas de descanso, ni si le apuran el gasoil, como reclama en el comunicado oficial, todo eso son costes, que pueden preocupar a los pequeños, sabe de sobra que el problema es el poder de sus clientes sobre el precio, y la competencia que se hacen entre ellos. A eliminarlo se ha aplicado en una maniobra en la sombra.

El paro patronal llega en el momento perfecto, en un momento de debilidad del Gobierno y de caos sicológico en las cadenas logísticas, sobre el papel porque están funcionando con bastante resistencia, pero en un momento bien elegido y para el que ha estado cultivando el apoyo de las asociaciones de izquierda en el transporte durante meses.


 Carmelo González en una maniobra a varias bandas y con sigilo quiere asestar un golpe al sistema de libre mercado para favorecer a sus empresas. Y solo a sus empresas.

La maniobra es astuta, porque ha convencido al presidente de Fenadismer, y al de Fetransa, para que como visibles portavoces de los pequeños empresarios y autónomos le acompañen en el paro, la maniobra para forzar al gobierno. Para que actúen de comparsas y no estropeen la maniobra.

Un gobierno de izquierdas contra el que se posicionan en un momento delicado.

  Les ha convencido de que se pone de su lado en la consecución de un precio mínimo para el transporte. Algo que solucionaría de un golpe la rentabilidad de todos en el sector del transporte y para lo cual se necesita la colaboración de todos a la hora de parar el país y forzar al gobierno.

Les ha convencido sin necesidad de darles todas las explicaciones y el diseño final. Ni qué decir tiene que a la patronal de transporte frigorífico Atfrie, de José Maria Arnedo, no ha necesitado convencerla, porque José María Arnedo ya estuvo sancionado por la CNMC, por presuntamente haber querido implantar un sistema de precios en el transporte frigorífico, con aquella idea de la gran franquiciadora tipo Mac Donalds. Tampoco ha necesitado convencer a José Ramón Mazo, factotum de Astic que estuvo igualmente sancionado en segundo lugar en el mismo expediente de la CNMC y que maneja parte de la pirámide. Tampoco ha necesitado convencer a José Esteban Conesa el dueño de Primafrio quién encabeza la pirámide del frío y que controla en cascada una gran parte de ese sector. Además ha elegido las fechas por indicación para que ni el frigo ni el internacional paren los camiones del 20 al 22 de diciembre. 

Necesitaba convencer por tanto al pequeño empresario para que no se advirtiese su maniobra, y Podemos aceptase el cambio legislativo, lo que ha levantado urticaria en Aecoc.

La maniobra no es otra qué desactivar el artículo 18 de la LOTT, la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, qué fue modificado de su versión original que ya había eliminado las tarifas de obligado cumplimiento del Antiguo Régimen del Sindicato Vertical.

El artículo 18 de la LOTT de 1987, prescribía que el gobierno podría publicar tarifas de referencia del transporte por carretera. Estás tarifas de referencia del transporte por carretera fueron las que dieron lugar durante muchos años a una presunta utilización por parte de algunas juntas empresariales para marcar los precios en sus sectores cosa que la CNMC persiguió.

Por tanto el viejo proyecto estaba ahí y aunque el artículo 18 de la LOTT se reforzó para decir qué :
"El precio de los transportes discrecionales de viajeros y mercancías y el de las actividades auxiliares y complementarias de transporte, será libremente fijado por las partes contratantes", Carmelo González ha ideado un plan para modificarlo en la práctica.

A pesar de que el año 20 fue extraordinario en cuanto a beneficios de las empresas de transporte y a pesar de que va a haber una constante carencia de transporte por carretera que promete buenos resultados como los que anuncian las más importantes bolsas de carga del sector, Carmelo González no puede quitarse de la cabeza los efectos que tiene el poder de los clientes sobre este sector y la patronal qué antaño tuvo un extraordinario poder reflejado en las historias de Mariano Mateu y sus huelgas.

Carmelo González ha experimentado en carne cercana, en su vicepresidente de la CETM, Borja de Torres como una de las mayores empresas de España si no la mayor, Acotral, se ve forzada a venderse a una empresa prácticamente desconocida, y lo que es peor por lo que parece la indicación de su cliente Mercadona. Aunque el ejemplo no es válido ya que Acotral aceptó siempre ser interproveedor de Mercadona y por tanto funcionar con libros abiertos ante su cliente y ver limitado su margen y sus precios de actuación voluntariamente no deja de ser un sangrante ejemplo para las cúpulas empresariales del rodillo qué es la fuerza oligopolista de los grandes clientes y de los grandes operadores logísticos.

Carmelo González atesora en su reserva y discreción un profundo resquemor ante AECOC y los cargadores en general qué has sabido alentar y aventar en el resto del Comité Nacional del transporte por carretera a los que ha hecho creer que va a solucionarles los problemas, con la introducción del coste mínimo de transporte.

Este concepto del coste mínimo de transporte que en nada aparece en el comunicado del paro es su eje.

La pieza fundamental de las revindicaciones secretas ante el Ministerio

Está medida del coste mínimo parece agradable a todos los transportistas, sin sospechar, que va a favorecer a Carmelo González y los suyos de una forma insospechada.

Todo radica en cómo se articulará la modificación legislativa para imponer este coste mínimo en varios ámbitos del transporte. En los detalles. Y ahí es donde Carmelo González que se reúne en privado con el ministerio como delegado del CNTC, piensa completar su maniobra una vez conseguido la unanimidad del Comité Nacional del Transporte por Carretera para elevar la presión del gobierno al máximo con un paro-huelga. Pero ya han empezado a filtrar su desconfianza, han empezado a no fiarse.

Los cargadores ya han sido puestos al tanto y han filtrado estas pretensiones que pasa por introducir un coste mínimo en todas las negociaciones y también cambiar y legislar sobre los tender. Provocaría que los tender, no pudiesen fijarse por debajo de un precio mínimo, que estableciese el ministerio con las asociaciones.

Pero más que ponerle un suelo a los tender, por la vía de un coste mínimo de transporte, la modificación legislativa a la que se aspira, lo que haría sería dar cobertura más bien a otra cosa, que sería la concertación de los precios de cara a los clientes.

Este es el punto fundamental y discreto qué traza la diferencia entre los que se beneficiarán de esta medida y los que no.

Por qué no se tratara de un precio mínimo para todos, lo cual alegraría en gran medida a los pequeños empresarios o subalternos empresarios en la contratación del transporte sino qué ayudaría a la concertación de precios y las blindaría de acciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La maniobra es discreta y bien ejecutada ya que se necesita el concurso de los pequeños para darle un golpe mediático al gobierno, como es un paro patronal y por otro lado no se les descubre que no van a salir especialmente beneficiados. Y les ayuda con Podemos y el PSOE en el Congreso de los Diputados.

Todo radica en el léxico de la modificación legislativa y los conceptos a manejar.

Una cosa es permitir que se hable de costes mínimos del transporte en la negociación en los tenders y en los contrato
s, lo cual abre la puerta a la reintroducción de las tarifas de referencia y convertirlas en obligado cumplimiento.

Y otra cosa es bien distinta es llegar a un coste mínimo para cada servicio de transporte que pueda ser utilizado por el pequeño empresariado como elemento fijo en la negociación de sus precios. Algo como la Tierra Prometida o el Paraíso.

Algo ingenuo, ya que hay una imposibilidad material de fijar el coste mínimo de cada servicio de transporte por la misma naturaleza del transporte. Donde para hallar el coste mínimo de un servicio hay que tener en cuenta el precio contratado en el servicio que cierra el el circuito. El coste mínimo por imposible poco ayudaría caso por caso, sentencias como la de Cunext, no se verían reforzadas. Solo les cabe la esperanza de que si los de arriba ganan más, habrá para repartir más, cosa que la experiencia no avala.

Además la fijación de un coste mínimo iría en contra de las directivas europeas y de las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, que ya ha sancionado por ejemplo los intentos de fijar precios mínimos de venta de los productos agrícolas a las grandes superficies con la excusa de que estás venden a pérdidas y por tanto perjudican sus márgenes.

Para esta modificación legislativa necesita el concurso de los socios del gobierno de Podemos que son más intervencionistas en el mercado que el PSOE, y cuya vicepresidenta Yolanda Díaz se ha opuesto también por ejemplo a la implementación de los peajes en las carreteras.

También Podemos y la vicepresidenta Díaz, está ahora a favor de una modificación legislativa de la ley de la cadena alimentaria que permita prohibir las ventas a perdida de las grandes superficies, es decir exactamente lo que pretende Carmelo González en el transporte.

Eso explica el susto manifiesto que se llevó cuando unos incontrolados de su rama valenciana insultaron y lanzaron huevos a la vicepresidenta Yolanda Díaz en Valencia en la presentación de un acto oficial de Podemos.

Minutos faltaron para que un trémulo José María Quijano, el secretario general de la CETM saliese en la Sexta denunciando a los tira huevos, y decir que no los representaban, meses de sigilo a punto de tirarse por la borda.

En esta maniobra se necesita el concurso de Podemos para que con la dialéctica de ir contra los grandes grupos empresariales introducir tanto en la cadena alimentaria como en la cadena logística modificaciones de los precios que se fijan. Algo a lo que Podemos está bien acostumbrado porque acaba de hacerlo con el precio del alquiler de la vivienda en otra expresión de su voluntad intervencionista en la economía pero sobre todo populista para ganarse votos en cualquiera de sus ámbitos, en abierta competencia con el PSOE.

Y en el sector del transporte dónde puede haber hasta más de dos millones de votos en juego es muy fácil qué Podemos se presente como una adalid en contra de los grandes empresarios y en favor de los pequeños transportistas que le reportara réditos seguros.

Pero Carmelo González no puede aparecer ir de la mano de Yolanda Díaz, para eso están Fenadismer y Fetransa, sospechan en la CEOE.

El Ministerio se ha puesto muy nervioso al darse cuenta de la pinza, que se articula por encima de ellos con una paralización del transporte por estos secretos intereses.

Algo que como ya ha dicho la ministra Raquel Sánchez excede a sus competencias y lo excede por esto porque es simple y llanamente una modificación seria del marco contractual de las relaciones mercantiles en un sector económico importante de España, un paso más en la balcanización de nuestra economía.

Los cargadores que han sido puestos al tanto por el Ministerio, han reaccionado con extraordinaria alarma y se mueven también en las sombras para desarticular la estrategia de Carmelo González.

Afloran los larvados odios contra AECOC la patronal de cargadores, la AEC, más pequeña patronal, UNO la de operadores logísticos o las patronales de empresas químicas, FEIQUE, comercio ANGED, etc.. como contra los grandes clientes que figuran a la cabeza de ellas cómo Mercadona.

NOTICIAS RELACIONADAS
 


Cómo recuperar la pérdida de poder Tarifas mínimas, la secreta petición que mueve el paro patronal, y que ha alarmado a los clientes. La pérdida de poder, desde el Sindicato Vertical al Paro Patronal


Comparte esta página en Facebook

 

OPINE O APORTE DE INMEDIATO EN NUESTRO NUMERO DE WHASTAPP 699 84 01 52.

SI TIENE INFORMACION CONFIDENCIAL SOBRE ESTE ASUNTO ENVIENOSLA AL CORREO ANONIMO investigacion@logisticaytransporte.es

SI LO QUE QUIERE ES APORTAR UNA OPINION O COMENTARIO SOBRE ESTA NOTICIA DE FORMA ANONIMA HAGALO EN EL FORMULARIO.
PERO SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS DE EMAIL Y TELEFONO SI NO ES IMPOSIBLE CONTACTAR CON USTED. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA. SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

NO PONGA COMILLAS, NI CARACTERES EXTRAÑOS EN SU OPINION. NO LOS COGE EL GESTOR E INTERRUMPE LA OPINION, Y NO LLEGA ENTERA.


Mensaje


LAS MAS LEÍDAS DE LA HEMEROTECA
DE LA SEMANA PASADA.





PremiumREVISTA TRANSCAMION - 26/11/2021
Cisternas Hurtrans posible alianza internacional.






PremiumREVISTA TRANSCAMION - 25/11/2021
Los importes de los módulos para 2022.

PremiumREVISTA TRANSCAMION - 22/11/2021
El tráfico de camiones en las autopistas de peaje aumentó.



Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/José Rizal, 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 ó 686 43 90 09/ Email: suscripciones@logisticaytransporte.es, Publicidad: anuncios@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./