REVISTA TRANSCAMION - 12/01/2018
La sorpresa de Volvo con los chinos.

Una entrada muy poco sueca de los chinos en Volvo.

Cevian da un pelotazo de 2.000 millones.


Va para un mes desde que el Consejo de Administración de AB Volvo fue informado de la venta de un paquete importantísimo de sus acciones al fabricante de automóviles chino Geely. En un mes, el Consejo de Administración de AB Volvo no ha hecho la más mínima declaración ni comunicado al respecto ni a sus inversores ni a sus clientes ni a la sociedad sueca. Guarda silencio no solo estupefacción ante la jugada del fondoactivista Cevian, como su disgusto ante una forma claramente no pactada de entrar en la sociedad.

El fondo Cevian ha conseguido dar un pelotazo de 2.000 millones de euros en poco menos de una década de estancia en la compañía sueca. Una compañía en la que entró desde el principio vulnerando una tradición sueca de forma totalmente especulativa. Mucho está cambiando la sociedad sueca cuando sus joyas industriales son vendidas y son pasto de la especulación de fondos, que aunque suecos tienen una forma de actuar más bien similar a la de cualquier lobo de Wall Street.

Ahora la firma de la venta del 15% de los votos  ha demostrado los pocos escrúpulos del fondo activista Cevian y de sus dirigentes, con una cultura sueca del consenso y la protección social.

Que la entrada es inamistosa y sobre todo no pactada está claro, falta la foto del Presidente del Consejo de Administración de AB Volvo con los nuevos socios y una declaración conjunta de intenciones. Se estará trabajando porque si no, se verá dañada la acción en los mercados globales después de haber subido de forma meteórica los doce meses anteriores.

Porque la entrada de Geely en Volvo no es la entrada de cualquier inversor chino de tipo financiero. El Consejo de AB Volvo no puede esconder que Geely no es un inversor neutral ni financiero como puede pasar en muchas otras empresas del automóvil donde inversores árabes, catarís por ejemplo, invierten en grandes compañías pero con una mínima interferencia del consejo. Hasta Muamar el Gadafi llegó a tener desde Libia acciones de la Daimler, pero estuvo bien claro que los inversores de una sociedad que cotiza en bolsa, o son neutrales o son agresivos e inamistosos. Si son neutrales, aunque su posición accionarial les dé para estar en el Consejo y transformar el sentido y la misión de la compañía, no deben de hacerlo.

Pero aunque Geely no ha anunciado ningún propósito para AB Volvo, para Volvo Camiones, como lo conocemos, aunque tiene además de los camiones una división importante de motores marinos, una de aéreo y otra de construcción, además de Renault Trucks, no puede esconder que es un socio industrial, un socio que está en el mundo de la automoción y para empeorar muchísimo las cosas es el dueño de, por así decirlo, la otra mitad de la marca Volvo en el mundo.

Geely no es en absoluto un inversor financiero, es el dueño desde que le compró a Ford de Volvo Cars, y al compartir la marca se han visto obligados a compartir iniciativas de marketing mundiales como por ejemplo la Volvo Ocean Race, donde los coches y Geely participan activamente y al 50% con Volvo Camiones.

Es muy difícil que la sociedad sueca, los inversores y los empleados de Volvo y sus clientes no puedan estar pensando que el propósito de Geely al final es tener mayor presencia en votos en la compañía sueca y, de alguna forma, dirigir su gestión si no totalmente, parcialmente, hacia los intereses de un gran grupo Volvo de coches y camiones como fue en el pasado antes de que se desgajase.

Importantes figuras suecas ya han opinado en contra de este movimiento, pero los números mandan.

Lo más sangrante es que aquí se ha llegado por un movimiento especulativo del fondo Cevian, que ahora se hace evidente que ha venido dirigiendo con su participación del 8%, pero el 15% en votos, siendo el segundo mayor accionista de Volvo AB, gran parte de la compañía. Muchos se preguntan si detrás de Cevian y de sus agresivas recomendaciones a la compañía no está la dimisión en abril 2015 del presidente Olof Persson y la introducción forzosa de una política de reducción drástica de costes. Aquel plan ya ha logrado que Volvo duplique su margen del 4,6 al 9% sobre ventas y a disparar sus beneficios, costó 4.000 empleos y una política draconiana de reducción de costes sobre sus proveedores.

También, y coincidente con esta década donde Cevian ha sido un actor importantísimo en el consejo de administración, Volvo ha unificado la plataforma mecánica de camiones tanto para su marca Volvo como para Renault, manteniendo una única línea de motores para las dos marcas cuando casi todo el mundo se preguntaba cómo es que no las tenía diferenciadas. Ahorros de costes y ahorros de costes, esa era la máxima para disparar el beneficio, y una vez vez que el beneficio se ha disparado y las acciones remontaron con fuerza, vendérselo y dar un estupendo pelotazo con los chinos de Geely.

La foto del Consejero delegado de Cevian y los chinos firmando el acuerdo se ha quedado en solitario, como una muestra del vacío que de momento le está haciendo la sociedad sueca, el gobierno sueco y el Consejo de Administración de AB Volvo a este movimiento inamistoso. Un movimiento inamistoso que para todos estos actores les parece como tendente a transformar, y no en el sentido positivo, el acerbo y la tradición de Volvo.

Recordemos que Cevian, antes de conseguir su propósito de vender su participación con un gran beneficio, había abogado después de disciplinar a Volvo en sus costes y en su plantilla, en vender la compañía por tramos, es decir, haber vendido cada división por separado. la división de maquinaria de construcción por un lado, la de motores marinos Volvo Penta por otro y, seguramente, Volvo y Renault cada uno por su lado.

De hecho, una de las últimas decisiones con Cevian en el consejo, fue separar en dos sociedades gestoras Renault y Volvo en su segundo mercado más importante después de Francia, que es España. Una medida significativa y que llamó la atención a los mercados pensando que era el primer paso para que Volvo se deshiciese según las indicaciones de Cevian de Renault, pero miren por donde, en vez de entrar los chinos en Renault o cualquier otro fabricante o cualquier otro inversor, oriental o americano,
han sido los chinos mucho más agresivos y han preferido que si pueden tener, aun pagando un buen dinero, un trozo del original, para qué comprar copias.

Comparte esta página en Facebook

 

DÉJENOS SU OPINIÓN O COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTICIA, SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS SI NO LA OPINION ES ANONIMA Y NO PODEMOS CONTESTARLE. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA.

SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

Mensaje


LAS MAS LEIDAS DE LA HEMEROTECA.

PremiumREVISTA TRANSCAMION - 18/01/2018
Restricciones de circulación en Cataluña durante el 2018.










PremiumREVISTA TRANSCAMION - 19/01/2018
Los neumáticos BFGoodrich para camión llegan a Europa.

PremiumREVISTA TRANSCAMION - 15/01/2018
Transportes Belzunces se hace con 10 tractoras TGX de MAN.



PremiumREVISTA TRANSCAMION - 04/01/2018
2018 llega con el precio del petróleo en máximos por Irán.

PremiumREVISTA TRANSCAMION - 04/01/2018
Grupo Llácer y Navarro, S.L., nombra apoderado.



Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/Algabeño 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 / Email:suscripciones@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./