REVISTA TRANSCAMION - 04/01/2022

Quién es quién en la huelga de Murcia.

Froet S.A., más que una asociación, una SA de negocios excluyentes.

El eje desde Cartagena a Molina de un imperio económico.

Pérezcarro de yerno a la
época dorada del tándem Valcárcel-Hernández Filardi.

La huelga de Murcia y su desarrollo provocado en gran parte por lo que los sindicatos han llamado el cinismo de Pérezcarro, más bien la postura dominante de tres décadas de apoyo cruzado de los políticos necesita de una larga lista de ¿Quíen es Quién?

Yerno del dueño de Transportes el Triunfo llegó de la mano de una deuda a la Froet. Superó a su mentor El Merla, y se fundó una especie de Sociedad de los Negocios.

El impulsor La huelga de Murcia está manejada en la sombra por Pérezcarro y la junta directiva de la empresa Froet SA. Para el resto de las empresas de Murcia varias desafectas a Froet, la asociación no ha sido desde hace mucho tiempo una asociación si no una empresa con objetivos económicos. 

Desde la gestión de los inmuebles, gasolinera y terrenos de la antigua Ciudad del Transporte, a la promoción de la nueva pasando por los terrenos del Grupo Económico de Tracción Mecánica de Mercancías, la gestión ha ido paralela, la inmobiliaria a la del transporte.

Ha tenido sus éxitos para algunos y la ruina para otros.
La gestión del patrimonio inmobiliario propio y adyacente ha sido algunas veces polémica como cuando, fue acusado por algunos socios del Grupo Económico de Tracción Mecánica de Mercancías, de haber vendido los terrenos en Cartagena sin su aprobación, con amplios artículos en La Verdad.  Esa historia está por escribirse.

Cuando Pérezcarro mira a Molina de Segura desde su Altorreal, se hacen patentes los efectos de la crisis de la economía murciana. Una herida urbanística se ve desde lejos, y desde los satélites.

Una situación que ha perjudicado y perjudica a todos los murcianos y sobre todo a los inversores inmobiliarios, entre los que se encuentran muchos socios de su patronal Froet. Que invirtieron en la expansión urbanística, que recalificó millones de metros cuadrados en la época de Ramón Luis Valcárcel.

Época que tan bien conoce el señor
Manuel Pérezcarro Martín, cuando al PP de Murcia lo dejó casi en la ruina Juan Ramón Calero, y los hermanos transportistas, Hernández Filardi, ayudaron desde Molina a un desconocido, Ramón Luis Valcárcel. Pedro Hernández Filardi fue el presidente de Froet dos décadas. Durante dos décadas Manuel Pérezcarro Martín, se movió con entera libertad en la política murciana, mientras José Hernández Filardi era presidente de las listas del PP de Murcia. Aquella conexión política que no se puede esconder ayudó durante décadas al Sr. Pérezcarro en la política y en el asociacionismo murciano con especial libertad de movimientos.

Aquella época terminó, Valcárcel se fue, a Filardi lo sustituyeron en el partido y como vicepresidente del Puerto de Cartagena, pero Pérezcarro sigue igual y ahora con su equipo es capaz de poner en contra a los sindicatos nacionales que ya se han desplazado a Murcia a ver si extienden las huelgas a otras provincias. Mal negocio.

  Allí en Altorreal se ve una de las más elocuentes heridas de esta situación social de la Región de Murcia.

Cientos de calles urbanizadas, pero vacías, con sus aceras, bordillos, farolas y palmeras, pero vacías, abandonadas; son testimonio de un, estancamiento social del Municipio de Molina de Segura y ejemplo de lo que pasa en Murcia.

Cómo esperan cientos de metros cuadrados en los polígonos industriales para llenarse de naves. En esos polígonos industriales donde sucesivos alcaldes de Molina de Segura y los municipios circundantes, recalificaron terrenos en espera de que los inversores pudiesen llenarlos de actividad económica.

La misma herida es en este caso menos evidente, solo se ve campo, pero ocurre entre las dos grandes avenidas de entrada norte de la ciudad de Murcia entre la avenida de Juan Carlos I y de Juan de Borbón.

 Allí millones de metros cuadrados de otro transportista, la familia Conesa-Alcaraz la dueña de Primafrio, invertidos en el mayor polígono de terciario de Murcia, el "Puntal", están vacíos a la espera de que se puedan llenar de vigorosos centros comerciales como el de Thader o la Nueva Condomina.

Sirvan estos tres ejemplos de viviendas, polígonos industriales y millones de metros cuadrados listos para terciario, como muestra de que el desarrollo económico de la región ha sufrido.

Sin embargo su PIB, su agricultura no ha sufrido, ¿Qué es lo que pasa?

 Bendecida por un clima que sostiene una agricultura de primera calidad, con fuentes de agua subterráneas que mantienen un vergel, la renta de los murcianos no ha crecido de la forma significativa, que se esperaba, dañando, a toda la cadena de riqueza cuya expresión más elocuente es el señalado.

El aumento de empleo y de salarios no ha sido paralelo. Muchos empleos, como mucho antes pasó en el mueble, zapatos o juguetes, en la Vega Baja, se ha deslocalizado en Murcia.

En el transporte también. Pero no se quieren reconocer los efectos. 3.000 hogares menos en Molina de Segura, que ahora viven de sueldos en Portugal, suponen un drenaje de unos 200M€ al año, solo en ese municipio. Si se aplican los multiplicadores normales de los economistas, el efecto es seguro de 5 a 10 veces, de 1.000 a 2.000 M€ al año.

  Los bajos salarios, y las malas condiciones de trabajo desertifican el empleo, la renta, y el crecimiento y perjudica a todos.

Unas simples sumas y multiplicaciones, aseguran que a todos los murcianos les conviene el crecimiento bien repartido. Lo que se puede dar en mejores salarios, se obtendría con una economía, la de su tierra más sana.

El señor Manuel Pérezcarro Martín, lleva mucho tiempo contribuyendo a lo contrario, desde su posición de negociador del Convenio Colectivo de los conductores y empleados de Murcia y además según denuncian los sindicatos con escarnio y mezquindad.

Reírse de los conductores diciendo que él es el que más ha hecho por su bienestar, no ayuda nada.

El mantenimiento de unos bajos salarios en las industrias murcianas y de servicios, son parte de la causa de este estancamiento económico

Sus manifestaciones no han hecho más que empeorar las relaciones durante la negociación del Convenio colectivo.

Pérezcarro podría recurrir a argumentos de competencia entre transportistas, a la competencia de los deslocaliziados, pero parece que a esos si les teme, o ahora coincide en intereses inmobiliarios.

Se vive en mundo interrelacionado, y si no se dan las condiciones suficientes para promover el bienestar social y económico, fijar la población y contribuir a su sostenido aumento, y por tanto a la creación de riqueza en una región, esta se paraliza.

La situación es ahora especialmente delicada en un país, fuertemente golpeado por una pandemia y su acción sobre su segunda industria nacional qué es el turismo.

Permitirse ahora provocaciones con los trabajadores de todo un sector cuando se tiene la responsabilidad de llevar a buen puerto un Convenio Colectivo Sectorial, que ya no es cuestión de una empresa sino de miles de trabajadores es una irresponsabilidad económica.

Una cosa es que cualquier empresario defienda a capa y espada su rentabilidad, demande flexibilidad. incluso quiera pagar por objetivos, y exija duro trabajo a los empleados en la consecución de objetivos, el buen trato y de los camiones, que se pone en sus manos, la precisión y el cumplimiento de las normas legales de conducción y descanso, su participación en la estiba y desestiba de las mercancías para evitar daños innecesarios, el manejo de los sistemas de control de temperatura precisos y continuos, y en general todo lo que contribuye a una correcta explotación y a la buena fe contractual que tiene que presidir la relación de un trabajador con su empresa.

Y otra cosa es reírse de ellos pretendiendo que bajarles ciertos emolumentos es una conquista social.

La culpa de los males del empresario del transporte, están en otro sitio, en una globalización, en un cambio de poder de sus clientes, del exportador al importador, y la concentración en pocas manos que hacen que sufra extremamente y no precisamente por qué los conductores hagan mal su trabajo. Ese no es el problema fundamental, lo es la Pirámide que maneja el transporte internacional, de la que Pérezcarro calla.



Incluso a pesar de todos estos factores en contra de la empresa de transportes de Murcia, hay empresas que como una de Cieza, que han asumido hacer prácticamente fija a su plantilla sin desplantes, actitudes mezquinas o problemas sindicales notables. Y en el duro mundo globalizado sigue como otras muchas empresas murcianas funcionando perfectamente.

Una situación que ha perjudicado y perjudica a todos los murcianos y sobre todo a los inversores inmobiliarios, entre los que se encuentran muchos socios de su patronal Froet. Que invirtieron en la expansión, urbanística que recalificó millones de metros cuadrados en la época de Ramón Luis Valcárcel.

Época que tan bién conoce el señor
Manuel Pérezcarro Martín, cuando al PP de Murcia lo dejó casi en la ruina Juan Ramón Calero, y los hermanos transportistas, Hernández Filardi, ayudaron desde Molina a un desconocido, Ramón Luis Valcárcel.

Pedro Hernández Filardi fue el presidente de Froet dos décadas.
Durante dos décadas Perezcarro se movió con entera libertad en la política murciana, mientras José Hernández Filardi era presidente del Comite Electoral de las listas del PP de Murcia. Aquella conexión política que no se puede esconder, ayudó durante décadas al Sr Pérezcarro a actuar en la política y en el asociacionismo murciano con especial libertad de movimientos.


Desde la gestión de los inmuebles, gasolinera y terrenos de la antigua Ciudad del Transporte, a la promoción de la nueva pasando por los terrenos del Grupo Económico de Tracción Mecánica de Mercancías, la gestión ha ido paralela, la inmobiliaria a la del transporte.

Ha tenido sus éxitos para algunos y la ruina para otros.
La gestión del patrimonio inmobiliario propio y adyacente ha sido algunas veces polémica como cuando, fue acusado por algunos socios del Grupo Económico de Tracción Mecánica de Mercancías, de haber vendido los terrenos en Cartagena sin su aprobación, con amplios artículos en La Verdad.  Esa historia está por escribirse.

Ahora es capaz de poner en contra a los sindicatos nacionales que ya se han desplazado a Murcia a ver si extienden las huelgas a otras provincias. Mal negocio.






Comparte esta página en Facebook

 

OPINE O APORTE DE INMEDIATO EN NUESTRO NUMERO DE WHASTAPP 699 84 01 52.

SI TIENE INFORMACION CONFIDENCIAL SOBRE ESTE ASUNTO ENVIENOSLA AL CORREO ANONIMO investigacion@logisticaytransporte.es

SI LO QUE QUIERE ES APORTAR UNA OPINION O COMENTARIO SOBRE ESTA NOTICIA DE FORMA ANONIMA HAGALO EN EL FORMULARIO.
PERO SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS DE EMAIL Y TELEFONO SI NO ES IMPOSIBLE CONTACTAR CON USTED. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA. SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

NO PONGA COMILLAS, NI CARACTERES EXTRAÑOS EN SU OPINION. NO LOS COGE EL GESTOR E INTERRUMPE LA OPINION, Y NO LLEGA ENTERA.


Mensaje



Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/José Rizal, 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 ó 686 43 90 09/ Email: suscripciones@logisticaytransporte.es, Publicidad: anuncios@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./